Esta edición de Mark en el espacio, publicado por primera vez por editorial Huesos de Jibia en 2007 y agotado ese mismo año, y Día tras día, que tuvo una primera edición en 2009 por Colección Chapita y una segunda edición aumentada, en formato plaqueta, por Neutrinos en 2014.
En sus respectivas primeras páginas, Ana Inés López, por un lado, y Miguel Ángel Petrecca, por otro, dan la bienvenida a lxs lectorxs, con la complicidad y la sana envidia de quien está por encontrarse por primera vez con estos poemas o por redescubrirlos.

De Mark en el espacio, serie homónima:

I

Si en medio de la noche se dispersa el humo
y en la cama hay bichos bolita
o en el sueño arañas, si encendés la luz
y todas las habitaciones de la nave permanecen oscuras
el incendio puede pasar desapercibido
en la luz de otros fuegos
porque en el sueño hubo bichos y en la cama arañas
y muchas veces encendiste la luz y todo permaneció oscuro
pero nunca algo en tu habitación ardió
entonces te desplomás como un fruto maduro sobre la cama
sumido en vaya a saber qué sueño sordo
y un poema increíble comienza a crecerte en el pelo
se enreda cubriéndote por completo el cuerpo
y de pronto se hace el día y otra vez la noche
y luego el día y la noche sucesivamente, sin pausas
te ves como un astronauta espiando por la escotilla
la mirada fija en nada ¿quién otro ibas a ser?
¿el hombre araña? ¿la chica de la boletería?
fruncís el ceño, torcés los ojos y te das cuenta:
la alegría es una cosa extraña
en tu paseo por el espacio le escribís a tu amante
que continuás sintiéndote terriblemente solo.

 

De Mark en el espacio, serie “Escritos por la anécdota”:

I

Es posible que esta noche tome vino
uno nunca sabe, puede venir una ola y taparnos a todos
aun estando lejos de la costa
el agua puede llevarnos junto a los demás sedimentos
y devolvernos a una playa (en la que nunca hemos tomado sol)
entonces deberemos aprender nuevamente
cómo lucir un cuerpo dorado
después de una tormenta las calles no pueden ser lo que eran
ni una forma en la arena consigue recuperar su diseño
cerca de la orilla, donde además de ser precisa el agua es inevitable.

Mariana Suozzo nació en San Justo, provincia de Buenos Aires, en 1982. Es sommelier y poeta. Actualmente vive en Ramos Mejía. Publicó los libros Mark en el Espacio (2007), Día tras día (2009; 2014) y Cuando la forma del día desvanece (2016).

 

SUOZZO, MARIANA - Mark en el espacio

$590
SUOZZO, MARIANA - Mark en el espacio $590
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). ESTAMOS DISPONIBLES PARA ENTREGAR LOS DÍAS MARTES DE 14 A 20 HORAS, VIERNES DE 14 A 20 HORAS Y SÁBADOS DE 11 A 15 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR UNA MENSAJERÍA PRIVADA DE TU AGRADO. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

Esta edición de Mark en el espacio, publicado por primera vez por editorial Huesos de Jibia en 2007 y agotado ese mismo año, y Día tras día, que tuvo una primera edición en 2009 por Colección Chapita y una segunda edición aumentada, en formato plaqueta, por Neutrinos en 2014.
En sus respectivas primeras páginas, Ana Inés López, por un lado, y Miguel Ángel Petrecca, por otro, dan la bienvenida a lxs lectorxs, con la complicidad y la sana envidia de quien está por encontrarse por primera vez con estos poemas o por redescubrirlos.

De Mark en el espacio, serie homónima:

I

Si en medio de la noche se dispersa el humo
y en la cama hay bichos bolita
o en el sueño arañas, si encendés la luz
y todas las habitaciones de la nave permanecen oscuras
el incendio puede pasar desapercibido
en la luz de otros fuegos
porque en el sueño hubo bichos y en la cama arañas
y muchas veces encendiste la luz y todo permaneció oscuro
pero nunca algo en tu habitación ardió
entonces te desplomás como un fruto maduro sobre la cama
sumido en vaya a saber qué sueño sordo
y un poema increíble comienza a crecerte en el pelo
se enreda cubriéndote por completo el cuerpo
y de pronto se hace el día y otra vez la noche
y luego el día y la noche sucesivamente, sin pausas
te ves como un astronauta espiando por la escotilla
la mirada fija en nada ¿quién otro ibas a ser?
¿el hombre araña? ¿la chica de la boletería?
fruncís el ceño, torcés los ojos y te das cuenta:
la alegría es una cosa extraña
en tu paseo por el espacio le escribís a tu amante
que continuás sintiéndote terriblemente solo.

 

De Mark en el espacio, serie “Escritos por la anécdota”:

I

Es posible que esta noche tome vino
uno nunca sabe, puede venir una ola y taparnos a todos
aun estando lejos de la costa
el agua puede llevarnos junto a los demás sedimentos
y devolvernos a una playa (en la que nunca hemos tomado sol)
entonces deberemos aprender nuevamente
cómo lucir un cuerpo dorado
después de una tormenta las calles no pueden ser lo que eran
ni una forma en la arena consigue recuperar su diseño
cerca de la orilla, donde además de ser precisa el agua es inevitable.

Mariana Suozzo nació en San Justo, provincia de Buenos Aires, en 1982. Es sommelier y poeta. Actualmente vive en Ramos Mejía. Publicó los libros Mark en el Espacio (2007), Día tras día (2009; 2014) y Cuando la forma del día desvanece (2016).