Una novela en la que cada acontecimiento está hecho de frases iluminadoras.

“La primera vez que lo vi me dio asco”. Así comienza esta novela, cuya protagonista acaba de ser madre. A esa reacción le seguirán otras, algunas más amorosas, otras más mordaces, pero todas signadas por una mirada incisiva que evita cualquier lugar común y da cuenta de un tiempo suspendido y casi alucinatorio. Ella, que eligió dejar atrás pareja, casa, perro, familia, como quien suelta amarras para siempre, buscará trabajo, entablará nuevas relaciones y se trasladará de un paisaje a otro en una deriva que por momentos parece acercarla a una verdad. La acompaña ese pequeño ser que succiona incansablemente de su cuerpo y la atracción hipnótica que le despiertan las ballenas varadas en la playa.
Leila Sucari sorprende otra vez con una novela en la que cada acontecimiento está hecho de frases iluminadoras que dejan vibrando las palabras como un diamante violento y bello.

SUCARI, LEILA - Fugaz

$1.110
SUCARI, LEILA - Fugaz $1.110
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). Estaremos disponibles los días lunes, miércoles y viernes de 15 a 19 horas y sábados de 11 a 15 (menos feriados). Si vivís cerca, podés retirar personalmente o enviar una mensajería privada de tu agrado. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

Una novela en la que cada acontecimiento está hecho de frases iluminadoras.

“La primera vez que lo vi me dio asco”. Así comienza esta novela, cuya protagonista acaba de ser madre. A esa reacción le seguirán otras, algunas más amorosas, otras más mordaces, pero todas signadas por una mirada incisiva que evita cualquier lugar común y da cuenta de un tiempo suspendido y casi alucinatorio. Ella, que eligió dejar atrás pareja, casa, perro, familia, como quien suelta amarras para siempre, buscará trabajo, entablará nuevas relaciones y se trasladará de un paisaje a otro en una deriva que por momentos parece acercarla a una verdad. La acompaña ese pequeño ser que succiona incansablemente de su cuerpo y la atracción hipnótica que le despiertan las ballenas varadas en la playa.
Leila Sucari sorprende otra vez con una novela en la que cada acontecimiento está hecho de frases iluminadoras que dejan vibrando las palabras como un diamante violento y bello.