Este libro recopila artículos publicados en diferentes medios uruguayos y argentinos a lo largo de las primeras tres décadas del siglo XX. Si su forma es variada, su foco se ajusta con menor o mayor precisión a cuestiones literarias. Desde comentarios de libros o traducciones a verdaderas poéticas de la narración breve (Los trucs del perfecto cuentista, entre otros), desde reflexiones teóricas a propuestas prácticas e incluso políticas del quehacer literario nacional y latinoamericano. Todo aunado por una perspectiva que no elude la ironía y el cinismo, matizados con toques de humor y la seguridad que da una entrega sin ambages a la literatura.

Considerado en la actualidad como uno de los grandes cuentistas latinoamericanos, su lectura ha sido recomendada por Roberto Bolaño en sus Consejos sobre el arte de escribir cuentos. Presentamos aquí las propias recomendaciones, pensamientos y pareceres de Quiroga sobre el oficio de escribir.

 

Horacio Quiroga, uruguayo de nacimiento (Salto, 1878), es uno de los mayores cuentistas de Latinoamérica. Su obra acompaña el devenir de la narrativa nacional, erigiéndose por momentos como rectora. Su vida, plagada de suicidios cercanos y escenarios extremos, signa el derrotero de su producción. Colabora en algunas publicaciones en su Uruguay natal, funda la efímera Revista de Salto, parte en 1900 a París para volver enseguida, no sin antes conocer a Rubén Darío, a establecerse en Argentina. Desde Buenos Aires va como fotógrafo a Misiones, viaje que determinará su alternada preferencia futura por la selva como hogar. Lector de Poe, admirador de Lugones, va afianzando su pluma desde los primeros tanteos modernistas hasta un estilo propio, no exento de influjos que aparecen, sin embargo, destilados en una prosa de firme personalidad. Muere por ingesta de cianuro en 1937.

QUIROGA, HORACIO - La honestidad artística

$900
QUIROGA, HORACIO - La honestidad artística $900
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). Estaremos disponibles los días lunes, miércoles y viernes de 15 a 19 horas y sábados de 11 a 15 (menos feriados). Si vivís cerca, podés retirar personalmente o enviar una mensajería privada de tu agrado. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

Este libro recopila artículos publicados en diferentes medios uruguayos y argentinos a lo largo de las primeras tres décadas del siglo XX. Si su forma es variada, su foco se ajusta con menor o mayor precisión a cuestiones literarias. Desde comentarios de libros o traducciones a verdaderas poéticas de la narración breve (Los trucs del perfecto cuentista, entre otros), desde reflexiones teóricas a propuestas prácticas e incluso políticas del quehacer literario nacional y latinoamericano. Todo aunado por una perspectiva que no elude la ironía y el cinismo, matizados con toques de humor y la seguridad que da una entrega sin ambages a la literatura.

Considerado en la actualidad como uno de los grandes cuentistas latinoamericanos, su lectura ha sido recomendada por Roberto Bolaño en sus Consejos sobre el arte de escribir cuentos. Presentamos aquí las propias recomendaciones, pensamientos y pareceres de Quiroga sobre el oficio de escribir.

 

Horacio Quiroga, uruguayo de nacimiento (Salto, 1878), es uno de los mayores cuentistas de Latinoamérica. Su obra acompaña el devenir de la narrativa nacional, erigiéndose por momentos como rectora. Su vida, plagada de suicidios cercanos y escenarios extremos, signa el derrotero de su producción. Colabora en algunas publicaciones en su Uruguay natal, funda la efímera Revista de Salto, parte en 1900 a París para volver enseguida, no sin antes conocer a Rubén Darío, a establecerse en Argentina. Desde Buenos Aires va como fotógrafo a Misiones, viaje que determinará su alternada preferencia futura por la selva como hogar. Lector de Poe, admirador de Lugones, va afianzando su pluma desde los primeros tanteos modernistas hasta un estilo propio, no exento de influjos que aparecen, sin embargo, destilados en una prosa de firme personalidad. Muere por ingesta de cianuro en 1937.