Un fresco, un retazo de los 90s entrando al nuevo siglo, en un escenario porteño con chicos del interior en una pensión de San Telmo. La noche y el under de una época que quedó cristalizada en lugares como Angel's, El Dorado. Los amigxs, la música, el pelo rosa como la cola de Mi Pequeño Pony; son el contexto donde el multifacético artista y autor Peter Pank, con esa sed por contar que tiene, y dos incipientes pinceladas, esboza el tema de la discriminación, el aborto, los géneros ("A mi también me gusta la sirenita",  le responde Martín a un niñx que dice gustarle esa película, a modo de guiño, amodo de salvavidas evitando el bullying), las películas de terror; en fin, el amor y el desamor, quizás aquello de lo que no podemos zafar.

PANK, PETER - Por favor, no escuches el cd

$440
PANK, PETER - Por favor, no escuches el cd $440
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). ESTAMOS DISPONIBLES PARA ENTREGAR LOS LUNES, MIÉRCOLES Y VIERNES DE 15 A 20 Y LOS SÁBADOS DE 11 A 15 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR UNA MENSAJERÍA PRIVADA DE TU AGRADO. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

Un fresco, un retazo de los 90s entrando al nuevo siglo, en un escenario porteño con chicos del interior en una pensión de San Telmo. La noche y el under de una época que quedó cristalizada en lugares como Angel's, El Dorado. Los amigxs, la música, el pelo rosa como la cola de Mi Pequeño Pony; son el contexto donde el multifacético artista y autor Peter Pank, con esa sed por contar que tiene, y dos incipientes pinceladas, esboza el tema de la discriminación, el aborto, los géneros ("A mi también me gusta la sirenita",  le responde Martín a un niñx que dice gustarle esa película, a modo de guiño, amodo de salvavidas evitando el bullying), las películas de terror; en fin, el amor y el desamor, quizás aquello de lo que no podemos zafar.