En la plaza de la ciudad, una rosa de los vientos de chapa y mampostería. En algún libro, o en el recuerdo, la máquina de pensar de Ramón Llull. En el patio de la casa, un poema visual rotativo fabricado con papel, cartón y alfiler. Y entonces algo increíble sucede en el taller de reparación que abrió el poeta, y letras, números, imágenes y fragmentos de materia empiezan a girar a toda velocidad, y un aceleradísimo remolonio succiona todo a su alrededor, y vemos la tinta azul de la birome saltar, realmente, sobre el cuaderno. Es que la imaginación material de Mario Ortiz transforma aquí la secuencia de las analogías, y hasta su clásico surrealismo chatarrero, en vértigo de rotación que ahora cobra cuerpo en el papel: su delirio es la esfera, la creación de volumen, pero su aspiración es una vez más política y social.

ORTIZ, MARIO - Tratado De Iconogénesis, Cuadernos De Lengua Y Literatura Volúmen XI

$980
ORTIZ, MARIO - Tratado De Iconogénesis, Cuadernos De Lengua Y Literatura Volúmen XI $980
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). Estaremos disponibles los días lunes, miércoles y viernes de 15 a 19 horas y sábados de 11 a 15 (menos feriados). Si vivís cerca, podés retirar personalmente o enviar una mensajería privada de tu agrado. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

En la plaza de la ciudad, una rosa de los vientos de chapa y mampostería. En algún libro, o en el recuerdo, la máquina de pensar de Ramón Llull. En el patio de la casa, un poema visual rotativo fabricado con papel, cartón y alfiler. Y entonces algo increíble sucede en el taller de reparación que abrió el poeta, y letras, números, imágenes y fragmentos de materia empiezan a girar a toda velocidad, y un aceleradísimo remolonio succiona todo a su alrededor, y vemos la tinta azul de la birome saltar, realmente, sobre el cuaderno. Es que la imaginación material de Mario Ortiz transforma aquí la secuencia de las analogías, y hasta su clásico surrealismo chatarrero, en vértigo de rotación que ahora cobra cuerpo en el papel: su delirio es la esfera, la creación de volumen, pero su aspiración es una vez más política y social.