Larsen regresa a la ciudad de Santa Maria y se emplea en el astillero de Petrus al tiempo que comienza a cortejar a la hija de este, con el unico proposito de encontrar un sentido y atribuirselo a los a¤os que le quedan por vivir y, por lo tanto, a toda su vida. Pronto la farsa se hace evidente, el astillero esta irremediablemente en quiebra, solo es un espacio en ruinas, corroido por la depredacion y el deterioro, y el es solo un difunto sin sepelio jugando a la hormiguita laboriosa, a quien fuera de esa farsa que acepto como trabajo no le queda mas que el frio del invierno, la vejez, el no tener donde ir, la posibilidad de la muerte. Pero una cosa es jugar solo su propio juego y otra es que los demas lo acompa¤en, entonces el juego es lo serio, se transforma en lo real y aceptarlo es aceptar la locura.

ONETTI, JUAN CARLOS - El astillero

$830
ONETTI, JUAN CARLOS - El astillero $830
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). ESTAMOS DISPONIBLES PARA ENTREGAR LOS DÍAS MARTES DE 14 A 20 HORAS, VIERNES DE 14 A 20 HORAS Y SÁBADOS DE 11 A 15 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR UNA MENSAJERÍA PRIVADA DE TU AGRADO. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

Larsen regresa a la ciudad de Santa Maria y se emplea en el astillero de Petrus al tiempo que comienza a cortejar a la hija de este, con el unico proposito de encontrar un sentido y atribuirselo a los a¤os que le quedan por vivir y, por lo tanto, a toda su vida. Pronto la farsa se hace evidente, el astillero esta irremediablemente en quiebra, solo es un espacio en ruinas, corroido por la depredacion y el deterioro, y el es solo un difunto sin sepelio jugando a la hormiguita laboriosa, a quien fuera de esa farsa que acepto como trabajo no le queda mas que el frio del invierno, la vejez, el no tener donde ir, la posibilidad de la muerte. Pero una cosa es jugar solo su propio juego y otra es que los demas lo acompa¤en, entonces el juego es lo serio, se transforma en lo real y aceptarlo es aceptar la locura.