En El embarazo de mi hermana la narradora nos describe, con insólito talento y bajo forma de diario, el embarazo de su hermana mayor; y lo hace de una manera aparentemente fría y analítica aunque no exenta de ironía, sin ahorrarnos ningún detalle sobre los problemas de peso, la bulimia, los antojos. Así, pasada la fase de las náuseas, la embarazada recupera su voraz apetito y se pone a engullir compulsivamente una mermelada de pomelo que le prepara su hermana, episodio clave que llevará el relato a un inesperado desenlace. Metáfora de la soledad y del sentimiento de pérdida para la mujer japonesa de hoy en día, esta parábola se empieza leyendo con fascinación y luego no sin algo de pavor.

Creadora de un universo obsesivo y poseedora de una escritura de exigencia, economía y agudeza notables, Yoko Ogawa, autora de culto en Japón, Francia y Alemania, gracias a esta obra —que vendió más de 300 000 ejemplares y que fue galardonada con el prestigioso Premio Akutagawa en 1991—, logró situarse en el lugar más destacado dentro de las letras niponas.

«Enseguida he podido darme cuenta de que era diferente a una foto normal. Era un color negro tan puro y profundo que casi me daba vértigo. La lluvia andaba errante por el cielo como niebla fugaz. En ella flotaba una cavidad en forma de haba.
—Es mi bebé…

 

OGAWA, YOKO - El embarazo de mi hermana

$1.800
OGAWA, YOKO - El embarazo de mi hermana $1.800
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). Estamos disponibles para entregar los lunes, miércoles y viernes de 15 a 19 horas y los sábados de 11 a 15 (menos feriados). Podés retirar personalmente dentro de esos horarios o enviar una mensajería privada de tu agrado. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

En El embarazo de mi hermana la narradora nos describe, con insólito talento y bajo forma de diario, el embarazo de su hermana mayor; y lo hace de una manera aparentemente fría y analítica aunque no exenta de ironía, sin ahorrarnos ningún detalle sobre los problemas de peso, la bulimia, los antojos. Así, pasada la fase de las náuseas, la embarazada recupera su voraz apetito y se pone a engullir compulsivamente una mermelada de pomelo que le prepara su hermana, episodio clave que llevará el relato a un inesperado desenlace. Metáfora de la soledad y del sentimiento de pérdida para la mujer japonesa de hoy en día, esta parábola se empieza leyendo con fascinación y luego no sin algo de pavor.

Creadora de un universo obsesivo y poseedora de una escritura de exigencia, economía y agudeza notables, Yoko Ogawa, autora de culto en Japón, Francia y Alemania, gracias a esta obra —que vendió más de 300 000 ejemplares y que fue galardonada con el prestigioso Premio Akutagawa en 1991—, logró situarse en el lugar más destacado dentro de las letras niponas.

«Enseguida he podido darme cuenta de que era diferente a una foto normal. Era un color negro tan puro y profundo que casi me daba vértigo. La lluvia andaba errante por el cielo como niebla fugaz. En ella flotaba una cavidad en forma de haba.
—Es mi bebé…