El deseo puro es un veneno adictivo y aquellos humanos que lo consumen corren el riesgo de morir o transformarse. Lo venden las fantasías, que piden monedas en la calle y viven según la ley de la seducción. Ambas especies se cruzan en los callejones del Barrio Chino sin saber de las señales que llegan del fondo del mar. “La sombra de las ballenas” es un cuadrilátero donde copulan nuestras ambiciones desmedidas con las limitaciones de nuestro cuerpo. Deletrea una poética del exceso: sin conformarse con lo extraordinario, su imaginación radioactiva siempre da otro salto hacia la belleza cenicienta del fin del mundo; su territorio habitado por dioses, máquinas y fósiles vivos se sigue desplegando incluso después de cerrar el libro. La primera novela de Cynthia Matayoshi es una fruta madura: deforme, alucinada y obscena, y aquellos que la muerdan van a volver por más

MATAYOSHI, CYNTHIA A. - La sombra de las ballenas

$690,00
MATAYOSHI, CYNTHIA A. - La sombra de las ballenas $690,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). DURANTE LA CUARENTENA, VAMOS A ESTAR DISPONIBLES PARA ENTREGAR DE LUNES A SÁBADOS DE 14 A 20 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR A RETIRAR POR MENSAJERÍA PRIVADA. Te enviaremos un mail con todos los detalles una vez que realices la compra.

    Gratis

El deseo puro es un veneno adictivo y aquellos humanos que lo consumen corren el riesgo de morir o transformarse. Lo venden las fantasías, que piden monedas en la calle y viven según la ley de la seducción. Ambas especies se cruzan en los callejones del Barrio Chino sin saber de las señales que llegan del fondo del mar. “La sombra de las ballenas” es un cuadrilátero donde copulan nuestras ambiciones desmedidas con las limitaciones de nuestro cuerpo. Deletrea una poética del exceso: sin conformarse con lo extraordinario, su imaginación radioactiva siempre da otro salto hacia la belleza cenicienta del fin del mundo; su territorio habitado por dioses, máquinas y fósiles vivos se sigue desplegando incluso después de cerrar el libro. La primera novela de Cynthia Matayoshi es una fruta madura: deforme, alucinada y obscena, y aquellos que la muerdan van a volver por más