A Agostina la conocí en la adolescencia y en esas clases que compartimos juntas durante varios años me dejó ver sus palabras arrancadas y el caudal de sus paisajes interiores. Su poética nace de la entrega, no viene de la especulación racional. En sus obras, reunidas en este volumen, pude ver todo aquello que también se había desplegado en las clases: una atmósfera femenina y misteriosa en donde se cuela una búsqueda sobre el entramado de los vínculos, de lo silencioso de esos vínculos, de lo indecible y lo invisible. La blandura, la extrañeza y lo salvaje son cualidades que atraviesan su trabajo.

Nora Moseinco

Agostina Luz López escribe como si pintara un paisaje, escudriñando telepáticamente a sus criaturas, para revelarnos de ellas un misterio casi divino. Persiste hasta encontrar lo que se esconde en los pliegues de los seres y lo que no tiene nombre: ¿cuáles son los mundos posibles para habitar? ¿Acaso aquellos hechos de movimientos, de frases que intercambian apasionadamente los que se quieren de un modo salvaje y brutal? Como un espejo nos muestra cómo su dramaturgia explora con un microscopio esa textura de la que están hechas todas las cosas que entran en contacto y colisionan.

María Alché

 

LÓPEZ, AGOSTINA LUZ - Como un espejo

$970
LÓPEZ, AGOSTINA LUZ - Como un espejo $970
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). Estaremos disponibles los días lunes, miércoles y viernes de 15 a 19 horas y sábados de 11 a 15 (menos feriados). Si vivís cerca, podés retirar personalmente o enviar una mensajería privada de tu agrado. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

A Agostina la conocí en la adolescencia y en esas clases que compartimos juntas durante varios años me dejó ver sus palabras arrancadas y el caudal de sus paisajes interiores. Su poética nace de la entrega, no viene de la especulación racional. En sus obras, reunidas en este volumen, pude ver todo aquello que también se había desplegado en las clases: una atmósfera femenina y misteriosa en donde se cuela una búsqueda sobre el entramado de los vínculos, de lo silencioso de esos vínculos, de lo indecible y lo invisible. La blandura, la extrañeza y lo salvaje son cualidades que atraviesan su trabajo.

Nora Moseinco

Agostina Luz López escribe como si pintara un paisaje, escudriñando telepáticamente a sus criaturas, para revelarnos de ellas un misterio casi divino. Persiste hasta encontrar lo que se esconde en los pliegues de los seres y lo que no tiene nombre: ¿cuáles son los mundos posibles para habitar? ¿Acaso aquellos hechos de movimientos, de frases que intercambian apasionadamente los que se quieren de un modo salvaje y brutal? Como un espejo nos muestra cómo su dramaturgia explora con un microscopio esa textura de la que están hechas todas las cosas que entran en contacto y colisionan.

María Alché