Estructurado en cuatro partes: “La llegada”, “La exploración”, “El encierro” y “El futuro”, Fuga de capitales transcurre como si un proceso de maduración personal avanzara a medida que pasan las páginas. Mediante recursos iterativos —repetición, pregunta retórica, anáfora, ironía—, los versos cobran ritmos propios que cuajan en una misma melodía, conectan el mundo exterior con el interior y dan forma al libro. El registro de imágenes concretas en la primera parte del libro y la observación introspectiva en la última evidencian el crecimiento personal de una voz que ya no fija sólo su atención en “la cebolla que se dora en la sartén con un chorrito de aceite” sino en “saber que hay vida del otro lado del miedo, pero primero está el miedo”.

LEZCANO, WALTER - Fuga de capitales

$500
LEZCANO, WALTER - Fuga de capitales $500
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). ESTAMOS DISPONIBLES PARA ENTREGAR LOS DÍAS MARTES DE 14 A 20 HORAS, VIERNES DE 14 A 20 HORAS Y SÁBADOS DE 11 A 15 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR UNA MENSAJERÍA PRIVADA DE TU AGRADO. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

Estructurado en cuatro partes: “La llegada”, “La exploración”, “El encierro” y “El futuro”, Fuga de capitales transcurre como si un proceso de maduración personal avanzara a medida que pasan las páginas. Mediante recursos iterativos —repetición, pregunta retórica, anáfora, ironía—, los versos cobran ritmos propios que cuajan en una misma melodía, conectan el mundo exterior con el interior y dan forma al libro. El registro de imágenes concretas en la primera parte del libro y la observación introspectiva en la última evidencian el crecimiento personal de una voz que ya no fija sólo su atención en “la cebolla que se dora en la sartén con un chorrito de aceite” sino en “saber que hay vida del otro lado del miedo, pero primero está el miedo”.