¿Qué es lo que hace que reconozcamos que un tango es un tango aun cuando sea interpretado por un pianista de jazz, un cantante de boleros o una orquesta cubana y no incluya el típico ritmo bailable de 2×4 o el emblemático sonido del bandoneón? De Bach a Stravinsky, en la música académica, los compositores son los dioses a amar y respetar. Pero en el campo de la música popular –incluido el tango–, los héroes son los intérpretes, esos artistas que, desde su originalidad, le imprimen a las obras una huella personal e intransferible. Sin embargo, las infinitas variantes de interpretación imaginables no dejan de basarse en las insoslayables y contundentes composiciones que son reconocibles por diferentes tipos de elementos. De estos rasgos compositivos en el tango de entre 1920 y 1935 se ocupa aquí Pablo Kohan. De un modo ameno y accesible, analiza los estilos que, como compositores más que como intérpretes, desarrollaron figuras claves como Carlos Gardel, Enrique Santos Discépolo, Juan Carlos Cobián, Enrique Delfino, Anselmo Aieta, Pedro Maffia y Raúl de los Hoyos. Un libro útil para músicos y especialistas, pero también para el lector común interesado en el tango que desee lograr un nuevo acercamiento al género.

Pablo Kohan egresó con medalla de oro del Conservatorio Nacional de Música, realizó estudios de composición con Jacobo Ficher en Buenos Aires y obtuvo su Maestría en Musicología en la Universidad de Tel Aviv. Es profesor titular en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, evaluador y consultor de revistas musicológicas del país y del extranjero y autor de numerosos artículos de música argentina publicados en revistas de musicología y en diccionarios y enciclopedias internacionales. Produce y conduce el programa radial Según pasan los temas desde 1989 y ejerce el periodismo musical y la crítica en el diario La Nación desde 1996. Por su trayectoria fue distinguido con el Premio Santa Clara de Asís en 2014 y el Premio Konex de Platino de Comunicación y Periodismo en Música Clásica en 2017. Desde 2008 es director de Radio Nacional Clásica, de Argentina.

KOHAN, PABLO - El ADN del Tango
$360,00
Cantidad
KOHAN, PABLO - El ADN del Tango $360,00

Conocé nuestras opciones de envío

¿Qué es lo que hace que reconozcamos que un tango es un tango aun cuando sea interpretado por un pianista de jazz, un cantante de boleros o una orquesta cubana y no incluya el típico ritmo bailable de 2×4 o el emblemático sonido del bandoneón? De Bach a Stravinsky, en la música académica, los compositores son los dioses a amar y respetar. Pero en el campo de la música popular –incluido el tango–, los héroes son los intérpretes, esos artistas que, desde su originalidad, le imprimen a las obras una huella personal e intransferible. Sin embargo, las infinitas variantes de interpretación imaginables no dejan de basarse en las insoslayables y contundentes composiciones que son reconocibles por diferentes tipos de elementos. De estos rasgos compositivos en el tango de entre 1920 y 1935 se ocupa aquí Pablo Kohan. De un modo ameno y accesible, analiza los estilos que, como compositores más que como intérpretes, desarrollaron figuras claves como Carlos Gardel, Enrique Santos Discépolo, Juan Carlos Cobián, Enrique Delfino, Anselmo Aieta, Pedro Maffia y Raúl de los Hoyos. Un libro útil para músicos y especialistas, pero también para el lector común interesado en el tango que desee lograr un nuevo acercamiento al género.

Pablo Kohan egresó con medalla de oro del Conservatorio Nacional de Música, realizó estudios de composición con Jacobo Ficher en Buenos Aires y obtuvo su Maestría en Musicología en la Universidad de Tel Aviv. Es profesor titular en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, evaluador y consultor de revistas musicológicas del país y del extranjero y autor de numerosos artículos de música argentina publicados en revistas de musicología y en diccionarios y enciclopedias internacionales. Produce y conduce el programa radial Según pasan los temas desde 1989 y ejerce el periodismo musical y la crítica en el diario La Nación desde 1996. Por su trayectoria fue distinguido con el Premio Santa Clara de Asís en 2014 y el Premio Konex de Platino de Comunicación y Periodismo en Música Clásica en 2017. Desde 2008 es director de Radio Nacional Clásica, de Argentina.