Los poemas de Maricela Guerrero se deslizan, se desbordan y se transforman como el agua misma, ahondando el cauce del lenguaje que habitan. A río revuelto es un libro exuberante y amoroso, lleno de curiosidad y de asombro por las erratas y los andares errantes que nos llevan a encuentros ordinarios y extraordinarios: entre amigas, entre amantes, entre generaciones, entre humanos y las otras vidas con las que compartimos la tierra, entre voces “como luciérnagas en el cielo que nos representan un algo”. De una abuela en patines a los animales acuáticos en drogas, de una base de datos sintácticos del castellano actual a “las grandes mitologías del hombre contra la naturaleza / como si no fuésemos naturaleza misma”, estos poemas no discurren sino conversan: preguntan, escuchan, acompañan a les lectores en los titubeos, las divagaciones, los silencios que surgen. Una vez tras otra, y con una calidez que me llena de confianza y de esperanza siempre, Guerrero demuestra lo (re)generativo del lenguaje mismo, lúdico y rebelde, tan vivo como un río revuelto.

 

Robin Myers

GUERRERO, MARICELA - A río revuelto

$2.300
¡No te lo pierdas, es el último!
GUERRERO, MARICELA - A río revuelto $2.300
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • BANANA LIBROS - Punto de retiro gratis en MAR DEL PLATA zona Güemes

    Gratis

Los poemas de Maricela Guerrero se deslizan, se desbordan y se transforman como el agua misma, ahondando el cauce del lenguaje que habitan. A río revuelto es un libro exuberante y amoroso, lleno de curiosidad y de asombro por las erratas y los andares errantes que nos llevan a encuentros ordinarios y extraordinarios: entre amigas, entre amantes, entre generaciones, entre humanos y las otras vidas con las que compartimos la tierra, entre voces “como luciérnagas en el cielo que nos representan un algo”. De una abuela en patines a los animales acuáticos en drogas, de una base de datos sintácticos del castellano actual a “las grandes mitologías del hombre contra la naturaleza / como si no fuésemos naturaleza misma”, estos poemas no discurren sino conversan: preguntan, escuchan, acompañan a les lectores en los titubeos, las divagaciones, los silencios que surgen. Una vez tras otra, y con una calidez que me llena de confianza y de esperanza siempre, Guerrero demuestra lo (re)generativo del lenguaje mismo, lúdico y rebelde, tan vivo como un río revuelto.

 

Robin Myers