La obligación de ser genial es un pasaje a la central de operaciones de uno de los proyectos más personales de nuestra literatura. Betina González ha captado el corazón secreto de la escritura y lo ilumina apostando a la fuerza liberadora de la imaginación. Con una claridad apasionante se pregunta de qué manera nos relacionamos con los libros que escribimos y leemos. Desde el origen de una historia hasta el momento en que esa historia pasa a formar parte de la vida del lector hay un entramado, y ella lo va rastreando como si las palabras fueran pasos. La emoción, el ritmo, el misterio de los textos vuelven a oírse en estas páginas mientras la biblioteca de siempre se reordena y se despliega una colección prodigiosa de subrayados. Cuando comenta los ensayos de Ursula K. Le Guin y Shirley Jackson, la autora dice que leerlas es parecido a escribir con ellas. La misma magia ocurre con su libro. Como el estilo se nota en todos los géneros, aquí también cautiva, también deslumbra. Esther Cross

GONZÁLEZ, BETINA - La obligación de ser genial

$990
Sin stock
GONZÁLEZ, BETINA - La obligación de ser genial $990

La obligación de ser genial es un pasaje a la central de operaciones de uno de los proyectos más personales de nuestra literatura. Betina González ha captado el corazón secreto de la escritura y lo ilumina apostando a la fuerza liberadora de la imaginación. Con una claridad apasionante se pregunta de qué manera nos relacionamos con los libros que escribimos y leemos. Desde el origen de una historia hasta el momento en que esa historia pasa a formar parte de la vida del lector hay un entramado, y ella lo va rastreando como si las palabras fueran pasos. La emoción, el ritmo, el misterio de los textos vuelven a oírse en estas páginas mientras la biblioteca de siempre se reordena y se despliega una colección prodigiosa de subrayados. Cuando comenta los ensayos de Ursula K. Le Guin y Shirley Jackson, la autora dice que leerlas es parecido a escribir con ellas. La misma magia ocurre con su libro. Como el estilo se nota en todos los géneros, aquí también cautiva, también deslumbra. Esther Cross