"¿Puede el dibujo sostenerse como método empírico de investigación?

¿Se puede contar la historia del dibujo animado siguiendo la vida gráfica de un personaje?

Nosotros creemos que sí.

Hace unos años, de visita por el taller de Daniel García, dimos –entre otras maravillas– con un block de dibujos del gato Félix. Muy rápidamente, esta colonia de gatos se convirtió en el motor-motivo de este libro, al que el tiempo y la exploración le han sumado un cohesionado cuerpo de datos históricos. Así es como en el fluir de estas páginas, vamos a ver al entrañable fenómeno Félix en el pasaje del “ser gato” al “signo gato”, sorteando todo tipo de adversidades: culturales, industriales, de época, y hasta de orgullo nacional.

Un gato que camina solo es un cuento, un libro de historia, una libreta de dibujo, una secuencia de notas libres que como en un vodevil pueden no seguir un orden específico."

Ana Wandzik

GARCÍA, DANIEL - Un gato que camina solo

$550,00
GARCÍA, DANIEL - Un gato que camina solo $550,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). DURANTE LA CUARENTENA POR EL CORONAVIRUS, VAMOS A ESTAR DISPONIBLES PARA ENTREGAR TODOS LOS DÍAS A PARTIR DE LAS 13 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR A RETIRAR POR MENSAJERÍA PRIVADA. Te enviaremos un mail con todos los detalles una vez que realices la compra.

    Gratis

"¿Puede el dibujo sostenerse como método empírico de investigación?

¿Se puede contar la historia del dibujo animado siguiendo la vida gráfica de un personaje?

Nosotros creemos que sí.

Hace unos años, de visita por el taller de Daniel García, dimos –entre otras maravillas– con un block de dibujos del gato Félix. Muy rápidamente, esta colonia de gatos se convirtió en el motor-motivo de este libro, al que el tiempo y la exploración le han sumado un cohesionado cuerpo de datos históricos. Así es como en el fluir de estas páginas, vamos a ver al entrañable fenómeno Félix en el pasaje del “ser gato” al “signo gato”, sorteando todo tipo de adversidades: culturales, industriales, de época, y hasta de orgullo nacional.

Un gato que camina solo es un cuento, un libro de historia, una libreta de dibujo, una secuencia de notas libres que como en un vodevil pueden no seguir un orden específico."

Ana Wandzik