Los poemas de Un tesoro local están llenos de gestos, intenciones, historias de un museo posible de estilos de vida. No son poemas de la poesía. Son poemas que tienen una enorme eficacia desmoralizadora porque trabajan a favor del asombro y la reflexión de manera inesperada. Poemas en prosa que por toda certeza develan incertidumbre, en donde palpitan comparaciones enigmáticas que encubren impresiones y paradojas. La de Garamona, como si fuera una comunicación interior intransmisible que sale de la metafísica y va directo a la psicodelia, es una lírica que ignora cualquier tipo de solemnidad. Un tesoro localdevuelve un desarreglo sutil de los sentidos y prueba que la división entre prosa y poesía es mera convención. Este libro confirma esa idea que sugiere que no se cree en la verdad más que cuando alguien la inventa con talento. Son iluminaciones espontáneas y personales. Como si su autor escribiera no con sonidos ni con imágenes sino simplemente con sensaciones e impactos.
 
Javier Fernández

GARAMONA, FRANCISCO - Un tesoro local

$380,00
GARAMONA, FRANCISCO - Un tesoro local $380,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). DURANTE LA CUARENTENA, VAMOS A ESTAR DISPONIBLES PARA ENTREGAR DE LUNES A SÁBADOS DE 14 A 20 HORAS. PODÉS RETIRAR PERSONALMENTE O ENVIAR A RETIRAR POR MENSAJERÍA PRIVADA. Te enviaremos un mail con todos los detalles una vez que realices la compra.

    Gratis

Los poemas de Un tesoro local están llenos de gestos, intenciones, historias de un museo posible de estilos de vida. No son poemas de la poesía. Son poemas que tienen una enorme eficacia desmoralizadora porque trabajan a favor del asombro y la reflexión de manera inesperada. Poemas en prosa que por toda certeza develan incertidumbre, en donde palpitan comparaciones enigmáticas que encubren impresiones y paradojas. La de Garamona, como si fuera una comunicación interior intransmisible que sale de la metafísica y va directo a la psicodelia, es una lírica que ignora cualquier tipo de solemnidad. Un tesoro localdevuelve un desarreglo sutil de los sentidos y prueba que la división entre prosa y poesía es mera convención. Este libro confirma esa idea que sugiere que no se cree en la verdad más que cuando alguien la inventa con talento. Son iluminaciones espontáneas y personales. Como si su autor escribiera no con sonidos ni con imágenes sino simplemente con sensaciones e impactos.
 
Javier Fernández