La sensación de un ángel que llora lamiendo mi pelo. —Flavia Calise

 

La lengua propia y particular es un combustible difícil de conseguir. No hay radares ni brújulas a la vista. Pero de eso están hechos los poemas: de un material complejo, difuso, caótico y que solo la intuición –uno de esos objetos intransferibles- puede llegar a develar. La poeta Flavia Calise exorciza en este libro esos sentimientos que son un tiro en la frente, un hachazo en la espalda, una patada en el pecho. Ella los llama: “los peores sentimientos”. Pero con el correr de los versos –con su ritmo agitado, resiliente- esos sentimientos comienzan a virar hacia el rezo y la intensidad para revertir su poder de daño y metabolizar una enseñanza: al terror (LA SENSACIÓN DE QUERER MATAR Y PAGAR LA LUZ) se lo mira a los ojos y la verdad (LA SENSACIÓN DE CONVERTIRME EN POLVO PARA BICHOS) nos hará libres. ¿Hay un más allá del dolor? Al final del libro (LA SENSACIÓN DE QUE MI CORAZÓN PASA SIEMPRE POR LA PUERTA ANGOSTA), cada persona que lee tendrá su propia respuesta. O volverá a su vida con mejores preguntas. Que, en definitiva, es el trabajo de la poesía: perturbar la tranquilidad insoportable del mundo.
Walter Lezcano

CALISE, FLAVIA - El libro de los peores sentimientos

$500
CALISE, FLAVIA - El libro de los peores sentimientos $500
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Banana Libros (Recoleta) No tenemos local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro gratuito en la zona de Austria y Peña (CABA). Estamos disponibles para entregar los lunes, miércoles y viernes de 15 a 19 horas y los sábados de 11 a 15 (menos feriados). Podés retirar personalmente dentro de esos horarios o enviar una mensajería privada de tu agrado. Una vez confirmada y empaquetada la compra, te enviaremos un mail con todos los detalles para que puedas retirar.

    Gratis

La sensación de un ángel que llora lamiendo mi pelo. —Flavia Calise

 

La lengua propia y particular es un combustible difícil de conseguir. No hay radares ni brújulas a la vista. Pero de eso están hechos los poemas: de un material complejo, difuso, caótico y que solo la intuición –uno de esos objetos intransferibles- puede llegar a develar. La poeta Flavia Calise exorciza en este libro esos sentimientos que son un tiro en la frente, un hachazo en la espalda, una patada en el pecho. Ella los llama: “los peores sentimientos”. Pero con el correr de los versos –con su ritmo agitado, resiliente- esos sentimientos comienzan a virar hacia el rezo y la intensidad para revertir su poder de daño y metabolizar una enseñanza: al terror (LA SENSACIÓN DE QUERER MATAR Y PAGAR LA LUZ) se lo mira a los ojos y la verdad (LA SENSACIÓN DE CONVERTIRME EN POLVO PARA BICHOS) nos hará libres. ¿Hay un más allá del dolor? Al final del libro (LA SENSACIÓN DE QUE MI CORAZÓN PASA SIEMPRE POR LA PUERTA ANGOSTA), cada persona que lee tendrá su propia respuesta. O volverá a su vida con mejores preguntas. Que, en definitiva, es el trabajo de la poesía: perturbar la tranquilidad insoportable del mundo.
Walter Lezcano