ZAIDENWERG, EZEQUIEL - 50 estados

Éramos cowboys de la impermanencia,/ más rápidos que nuestra propia sombra:/ ahora me ves, ahora no me ves.// Éramos el caballo de los dos:/ cada beso era un cactus lleno de agua,/ un arma oculta en una biblia hueca.// Éramos monjes del gatillo fácil:/ ahora me ves, ahora/ no me ves. LeRoy S. Davis

Es una muestra de poemas: un mapa de estados de conciencia y de ánimo antes que un panorama de tendencias y grupos, afirma Ezequiel Zaidenwerg sobre este libro en el prólogo. También dice que podría abordarse como un ensayo colectivo acerca de las múltiples maneras de la poesía estadounidense contemporánea y podríamos agregar, además, un experimento con las formas de traslado de esta poesía a una nueva lengua, la nuestra, cuyas pérdidas, ganancias y traiciones podrán sopesarse en la edición bilingüe que conforma esta antología. Y, finalmente, advierte que podría encontrarse aquí una novela tenue —que se compone de modo coral a partir de las entrevistas que acompañan la selección de cada poeta— basada en la convicción de que aquello que llamamos poesía es una interminable creación conjunta, un mosaico de poemas más que una galería de poetas.

Un mosaico de poemas, una galería de poetas, una interminable creación conjunta, un ensayo colectivo, un mapa de estados de conciencia, una novela tenue, todo a la vez; 50 estados es un artefacto que elude las clasificaciones unívocas, que puede ser leído desde múltiples puntos de vista y que en cada lectura volverá a evadir las casillas. Ahora me ves, ahora no me ves. Es, en definitiva, el resultado de más de diez años de trabajo de un poeta-traductor-bloguero hiperactivo que se ha impuesto traducir un poema al día y que abriga alguna que otra inquietud social en ese solitario ejercicio de escritura.

ZAIDENWERG, EZEQUIEL - 50 estados
$550,00
Cantidad
ZAIDENWERG, EZEQUIEL - 50 estados $550,00

Conocé nuestras opciones de envío

Éramos cowboys de la impermanencia,/ más rápidos que nuestra propia sombra:/ ahora me ves, ahora no me ves.// Éramos el caballo de los dos:/ cada beso era un cactus lleno de agua,/ un arma oculta en una biblia hueca.// Éramos monjes del gatillo fácil:/ ahora me ves, ahora/ no me ves. LeRoy S. Davis

Es una muestra de poemas: un mapa de estados de conciencia y de ánimo antes que un panorama de tendencias y grupos, afirma Ezequiel Zaidenwerg sobre este libro en el prólogo. También dice que podría abordarse como un ensayo colectivo acerca de las múltiples maneras de la poesía estadounidense contemporánea y podríamos agregar, además, un experimento con las formas de traslado de esta poesía a una nueva lengua, la nuestra, cuyas pérdidas, ganancias y traiciones podrán sopesarse en la edición bilingüe que conforma esta antología. Y, finalmente, advierte que podría encontrarse aquí una novela tenue —que se compone de modo coral a partir de las entrevistas que acompañan la selección de cada poeta— basada en la convicción de que aquello que llamamos poesía es una interminable creación conjunta, un mosaico de poemas más que una galería de poetas.

Un mosaico de poemas, una galería de poetas, una interminable creación conjunta, un ensayo colectivo, un mapa de estados de conciencia, una novela tenue, todo a la vez; 50 estados es un artefacto que elude las clasificaciones unívocas, que puede ser leído desde múltiples puntos de vista y que en cada lectura volverá a evadir las casillas. Ahora me ves, ahora no me ves. Es, en definitiva, el resultado de más de diez años de trabajo de un poeta-traductor-bloguero hiperactivo que se ha impuesto traducir un poema al día y que abriga alguna que otra inquietud social en ese solitario ejercicio de escritura.