"La época en que todo esto comenzó fue la mejor época de nuestra vida. Mientras en algún rincón de su cuerpo las células cancerígenas despertaban para hacer estragos, nosotros sacábamos pasajes de avión, cenábamos todos los jueves en La Guitarrita, y armábamos una biblioteca colosal, orgullo de la familia.
Recuerdo que una vez Fabi me dijo “Tenemos todo”. Me acuerdo también de que me inquietó escucharlo: es la clase de cosas que mejor no decir en voz alta."

Todo nos sale bien es una novela autobiográfica donde el cuidado, el amor y la valentía se entrelazan y tejen redes para sostener a los miembros de la familia ante el diagnóstico de Fabián. Julia detalla en un cuaderno cada etapa de la enfermedad iluminándola con recuerdos felices de la pareja: el primer encuentro en la facultad de Sociales, la declaración de amor, la llegada de los hijos, los viajes, los proyectos, la vida. Es ese registro minucioso, quizá, su fuente de fortaleza ante el desmoronamiento de su mundo y ante el imperativo de ser refugio para Cuca y Fidel, y darles respuestas que no tiene.
Julia Coria nos conmueve con su propia experiencia y nos transmite su vulnerabilidad, pero sobre todo la lucidez ante el dolor que se necesita para seguir adelante.
 

CORIA, JULIA - Todo nos sale bien
$500,00
Cantidad
CORIA, JULIA - Todo nos sale bien $500,00

Conocé nuestras opciones de envío

"La época en que todo esto comenzó fue la mejor época de nuestra vida. Mientras en algún rincón de su cuerpo las células cancerígenas despertaban para hacer estragos, nosotros sacábamos pasajes de avión, cenábamos todos los jueves en La Guitarrita, y armábamos una biblioteca colosal, orgullo de la familia.
Recuerdo que una vez Fabi me dijo “Tenemos todo”. Me acuerdo también de que me inquietó escucharlo: es la clase de cosas que mejor no decir en voz alta."

Todo nos sale bien es una novela autobiográfica donde el cuidado, el amor y la valentía se entrelazan y tejen redes para sostener a los miembros de la familia ante el diagnóstico de Fabián. Julia detalla en un cuaderno cada etapa de la enfermedad iluminándola con recuerdos felices de la pareja: el primer encuentro en la facultad de Sociales, la declaración de amor, la llegada de los hijos, los viajes, los proyectos, la vida. Es ese registro minucioso, quizá, su fuente de fortaleza ante el desmoronamiento de su mundo y ante el imperativo de ser refugio para Cuca y Fidel, y darles respuestas que no tiene.
Julia Coria nos conmueve con su propia experiencia y nos transmite su vulnerabilidad, pero sobre todo la lucidez ante el dolor que se necesita para seguir adelante.