RABAINI, AGUSTINA - Del bosque florido: una vida en recetas

Una vida en recetas

De Agustina Rabaini

Recetas de Silvia Morizono, ilustrado por Flor Kaneshiro

Para algunos, la cocina es un espacio físico lleno de ollas, cucharones e ingredientes. Para otros, una ventana al mundo. Un universo donde la creación, la sensibilidad y el sentido estético se conjugan para dar lugar a platos que resultan obras de arte. Silvia Morizono supo encontrar en la cocina un lugar propio. Desde allí despertó paladares, transmitió valores y reversionó los sabores de su infancia.

Esta es su historia contada a través de los recuerdos de su hija, Agustina Rabaini, escritora y periodista. También están sus recetas como tesoros reunidos en una selección ligada a las vivencias, el afecto y los sabores compartidos.

Con una personalidad transgresora, moderna y generosa Silvia Morizono ha dejado una huella en el mundo gastronómico porteño desde un reducto que reunió a sibaritas y famosos, y la convirtió en pionera en la difusión de la cocina japonesa en la Argentina.  Su restaurante Morizono nació en los años 90 como un homenaje al legado de su padre japonés y su nombre significa en nipón, “del bosque florido”. De ahí el título de este libro.

Junto a los relatos, encontrarán un recetario con el paso a paso para elaborar clásicos de la cocina nipona como oyako donburi, sukiyaki, ramen o gyoza; sabores tai y vietnamitas, y platos de familia tomados de otras cocinas del mundo: una moussaka, un chutney de mango y manzanas, una bondiola braseada y hasta un simple pan casero.

RABAINI, AGUSTINA - Del bosque florido: una vida en recetas
$350,00
Cantidad
RABAINI, AGUSTINA - Del bosque florido: una vida en recetas $350,00

Conocé nuestras opciones de envío

Una vida en recetas

De Agustina Rabaini

Recetas de Silvia Morizono, ilustrado por Flor Kaneshiro

Para algunos, la cocina es un espacio físico lleno de ollas, cucharones e ingredientes. Para otros, una ventana al mundo. Un universo donde la creación, la sensibilidad y el sentido estético se conjugan para dar lugar a platos que resultan obras de arte. Silvia Morizono supo encontrar en la cocina un lugar propio. Desde allí despertó paladares, transmitió valores y reversionó los sabores de su infancia.

Esta es su historia contada a través de los recuerdos de su hija, Agustina Rabaini, escritora y periodista. También están sus recetas como tesoros reunidos en una selección ligada a las vivencias, el afecto y los sabores compartidos.

Con una personalidad transgresora, moderna y generosa Silvia Morizono ha dejado una huella en el mundo gastronómico porteño desde un reducto que reunió a sibaritas y famosos, y la convirtió en pionera en la difusión de la cocina japonesa en la Argentina.  Su restaurante Morizono nació en los años 90 como un homenaje al legado de su padre japonés y su nombre significa en nipón, “del bosque florido”. De ahí el título de este libro.

Junto a los relatos, encontrarán un recetario con el paso a paso para elaborar clásicos de la cocina nipona como oyako donburi, sukiyaki, ramen o gyoza; sabores tai y vietnamitas, y platos de familia tomados de otras cocinas del mundo: una moussaka, un chutney de mango y manzanas, una bondiola braseada y hasta un simple pan casero.